top of page
Buscar

VIDAS PASADAS: Encuentros para el Alma




Recuerdo la primera vez que me hice una regresión en 2019. Iba - como tantos de nosotros hemos sentido alguna vez- a una experiencia con lo desconocido, con el “más allá” si es que tal cosa finalmente existía. No sabía con qué me iba a encontrar, pero buscaba respuesta a esas preguntas filosóficas y existenciales que todos llevamos en el corazón.


Me dejé guiar por mi intuición y escogí a una hipnotista de la técnica en la que comenzaría a formarme – Quantum Healing Hypnosis Technique, de Dolores Cannon-. Quería tener una experiencia fresca, sin condicionarme previamente y sin llenar mi mente aun con todas las herramientas que aprendería.


La regresión a vidas pasadas fue una grandiosa revelación para mí. Pude por fin entrar, entender, conocer, y sobre todo sentir lo que es el Alma. Entendí de primera mano, qué es ser un espíritu habitando en un cuerpo físico, qué es la inmortalidad del alma, y quién soy hoy, en una identidad específica y temporal, que llamamos el Yo.


Os iré contando de estos encuentros, tanto los propios, como de tantas hermosas almas a quienes he tenido la oportunidad de ayudar, a encontrarse y reconocerse como lo que son realmente.

En mi camino profesional inicial, como psicóloga clínica y psicoanalista, tuve la oportunidad de crecer y ver muchos relatos sobre el dolor psíquico y emocional que atravesaba cada una de las personas que atendía en mi consulta. En la forma como fui instruida originalmente, la capacidad de sumergirnos y entender, e incluso empatizar con ese dolor humano, había sido excelente y muy profunda:


El individuo vive en el mundo desde un Yo Consciente, que es una identidad que reconoce suya, con un nombre, una historia, un relato de una vida, unos vínculos y relaciones significativas que favorecen y definen parte de su subjetividad. Bajo esa identidad del Yo, se esconde - incluso de su propio saber - uno y múltiples universos de una psique que parece tener un “fondo” muy hondo en el océano de su inconsciente.


El psicoanálisis, se debatió y discutió si este inconsciente era personal o colectivo, y en esas diatribas cada uno cogió por su lado, y ganó en la ciencia la idea y la posibilidad de entender un inconsciente de forma individual, y en esas estamos aún en los albores científicos.


Y mientras tanto el Alma - la tuya, la mía y la de toda la humanidad- quedó huérfana de ciencia, de investigadores en el campo académico y “formal” que le dieran la importancia e interés suficiente como para aproximarse a ella, preguntarse y entender:


  • ¿Qué somos más allá de la mente?

  • ¿Quién es el Ser que dialoga conmigo mismo y a través de mí?

  • ¿Esa mente individual se ubica realmente en un lugar físico del cuerpo llamado cerebro?

  • ¿Realmente morimos al perecer el cuerpo físico?

  • ¿Y que hay de la ley la conservación de la energía descubierta por Einstein? “La energía no puede crearse ni destruirse, sólo convertirse de una forma de energía a otra”. ¿Cuál es esa energía que se transforma en nosotros cuando dejamos de “estar vivos”?

  • ¿Y quiénes somos más allá de nuestro Yo presente?

  • ¿Existe el Alma? ¿Qué es y de qué trata?

  • ¿Y si existe, cómo me acerco a ella?

  • ¿Y por qué me siento lejos de ella? ¿Cómo se siente estar lejos y fuera, a diferencia de estar dentro y cerca?

  • ¿Qué pasó con nosotros los humanos que dejamos de atenderla?

  • ¿Y de qué trata toda la existencia del Ser y esos amores por los que se vive y sufre? ¿De qué va todo esto que llamamos vida?

Y en ese transito mi querido lector, me encontré con que mis preguntas también son las tuyas; siempre han estado allí, sólo necesitan de nuestra consciencia para escucharlas, atenderlas y buscar responderlas, sin miedo a no resolverlas, pues lo fascinante de la existencia es aprender de ella, sin que esa curiosidad muera, y que más bien se transforme mientras caminamos por esta tierra.


En este espacio que comienzo a tejer contigo, amable lector, te contaré los secretos que se esconden a simple sentir tu corazón, y buscaré despertar tu alma con una pequeña reflexión acerca de cada uno de estos temas que genera en tí hoy día interés, curiosidad y dolor.

¿Y a qué viene esto del dolor? – te preguntarás.


Ya hablaremos del karma. Por ahora, te invito a sostener estas preguntas abiertas, atentas y despiertas en tu consciencia. Respira y siéntelas, y siéntate con ellas: despierta ese grado de diálogo e interlocución contigo mismo, con ese Ser que habita en ti alegre, buscando que le atiendas.


¡¡Bienvenido a nuestros Encuentros para el Alma!!

2 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Kommentare

Kommentare konnten nicht geladen werden
Es gab ein technisches Problem. Verbinde dich erneut oder aktualisiere die Seite.
bottom of page